Qué es el cómputo en la nube? – Parte 1.

Hay muchas maneras diferentes de ver el cómputo en la nube (Cloud Computing), por nombrar algunos conceptos, el cómputo en la nube puede ser considerado como una tecnología, una colección de tecnologías, un modelo operativo o un modelo de negocio.

El cómputo en la nube ofrece enormes beneficios potenciales en agilidad, resiliencia y economía. Las organizaciones pueden moverse más rápido, reducir el tiempo de inactividad y al mismo tiempo ahorrar dinero. También ofrece los beneficios de seguridad ya que los proveedores tienen incentivos económicos significativos para proteger a los clientes.

Sin embargo, estos beneficios sólo aparecen si se adoptan las arquitecturas y controles nativos de la nube. De hecho, tomar una aplicación o activo existente y simplemente trasladarlo a un proveedor en la nube sin ningún cambio o adecuación, a menudo reducirá la agilidad e incluso la seguridad, todo esto mientras se aumentan los costos.

Con la intención de brindar una explicación clara de lo que es el cómputo en la nube, estaremos realizando 4 entregas sobre este tema, las cuales se muestran a continuación:

1.- Definición del cómputo en la nube.
2.- El modelo lógico del cómputo en la nube.
3.- Arquitecturas del cómputo en la nube.
4.- Modelos y seguridad del cómputo en la nube.

Demos inicio.

Definición de cómputo en la nube.

Se trata de un nuevo modelo operacional y un conjunto de tecnologías para administrar recursos informáticos compartidos. Es una tecnología disruptiva que tiene el potencial de mejorar la colaboración, agilidad, escalamiento y disponibilidad, así como, proporcionar oportunidades para la reducción de costes mediante la optimización de recursos. El modelo de la nube contempla un mundo donde los componentes pueden rápidamente ser orquestados , aprovisionados, implementados y desmantelados.

El NIST* define el cómputo en la nube como:

Es un modelo que permite acceso a un conjunto compartido de recursos informáticos configurables (por ejemplo, redes, servidores, almacenamiento, aplicaciones y servicios) que se pueden aprovisionar y liberar rápidamente con un esfuerzo mínimo de gestión o con la mínima interacción con el proveedor.

Una manera (ligeramente) más simple de describir la nube sería sería poner a disposición de múltiples usuarios, recursos como procesadores,  memoria RAM y almacenamiento  (en este caso, utilizando la virtualización). Llegado el momento, los usuarios solicitan los recursos necesarios y la nube los asigna para su consumo. Cuando el cliente ha terminado de usar los recursos, la nube los libera para que otro cliente lo utilice.

En este punto es importante considerar que:

Un usuario de la nube es la persona u organización que solicita y utiliza los recursos, y el proveedor de la nube es la persona u organización que los entrega. Así mismo a veces usamos el término de cliente y consumidor para referirnos al usuario de la nube.

Las nubes son multicliente por naturaleza. Múltiples grupos de consumidores comparten los mismos recursos, pero están segregados y aislados unos de otros. La segregación permite al proveedor de la nube distribuir los recursos a los diferentes grupos y el aislamiento asegura que no pueden ver ni modificar otros activos.

Hemos llegado al final de la primera parte de cómputo en la nube. Como se observa, es una alternativa que permitirá agilizar los procesos y recursos de la organización.

Mantente atento a futuras entregas.

*NIST: National Institute of Standards and Technology / Instituto Nacional de Estándares y Tecnología.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *